Thursday, July 2, 2009

De Filosofía Musical: ¿Cúal es el Valor de la Música?


La música ha sido, es y seguirá siendo un método de difusión de ideas, estereotipos, emociones, opiniones y hasta creencias. No por nada la música forma parte del folklore de los pueblos, parte innata de la cultura nacional, regional y mundial.

Tomá tu iTunes, Windows Media Player o Mp3 Player y ponelo en "shuffle": cada nueva canción que logra alcanzar tu consciencia cerebral no solo cuenta una historia aislada, sino que te trae ante tus oídos cultura, sabiduría, un mensaje codificado en la ritmicidad y melodía que atrae la atención del cerebro.

Una simple definición de música es eso:
"... la expresión artística del autor de dicha pieza, quien busca expresar algo al mundo por medio de la melodía y/o la lírica..."
Por tanto, el valor inherente de la canción es precisamente lo que el autor nos quiere decir, tanto a través de la lírica como a través del ritmo. La mayoría de la gente oye música por esa razón - por el ritmo que le gusta, por la frase de amor, por el mensaje de protesta o de unidad.

Pero el valor de la música tiene otro componente, uno que depende ya no tanto del artista, sino del escucha. ¿A poco a vos no te ha pasado que escuchás una canción en la radio y que te hace recordar a X persona o Y ocasión? A ese valor yo le llamo extrínseco, forzado y aplicado desde el exterior, no naciendo desde lo que el autor desea expresar, sino del valor que el escucha le adhiera.

Un ejemplo: el otro día me encontré la canción "Rayando el Sol" de Maná en mi colección de música. El solo escuchar la canción me hizo recordar los buenos tiempos en El Salvador, teniendo yo nueve o diez años, jugando con los amigos del vecinario. Mi afición a la canción ya no es tanto por el ritmo o lírica, sino al valor que mi cerebro ha decidido ponerle, en éste caso, nostalgia.

De hecho, la nostalgia viene siendo uno de los más grandes componentes de ese segundo valor: la nostalgia de eras pasadas, de personas que se fueron, de eventos antiguos, de felicidades y tristezas del recuerdo. A veces, la "nostalgia" puede ser inventada, basándose en construcciones idealizadas. Me gusta la música de los 70's, y al escucharlo experimento una rara nostalgia de una era que no viví, porque nací para mediados de los 80's.

O mejor aún, a uno no le gusta una canción, no porque sea una mala canción, sino porque le trae malos recuerdos. En mi caso, no puedo soportar la canción "Drops of Jupiter" de Train por esa razón.

El valor intrínseco de la canción per se no muta, ya que guarda 'en una cápsula del tiempo' las influencias culturales que llevaron al artista a componer la pieza en cuestión. Pero el valor extrínsico depende de lo que esa canción simboliza para el escucha, y por tanto que puede cambiar y transformarse a medida las idealizaciones, percepciones y los recuerdos vayan extendiéndose.

Aunque he de confesar que ambos valores no son mutualmente exclusivos, sino que ambos juegan el uno con el otro. Jamás he ido al Golfo de Sorrento, pero al escuchar "Caruso" de Andrea Bocelli me imagino que estoy ahí, en una noche cálida sobre el Mar Mediterraneo. Jamás experimenté el Medioevo, pero al escuchar "Mea Culpa" de Enigma me imagino en un monasterio en la alta Italia o la Francia alpina, en algún oscuro siglo de antaño.

Una mezcolanza de todo eso: ritmo, lírica, percepciones ya establecidas, recuerdos... hasta estado de ánimo. Todo eso impacta que cataloguemos algo de "malo" o "bueno", según el gusto de cada quien.

En éste blog he colocado algunos 'análisis' del mensaje intrínseco de un par de canciones, y seguiré poniendo más a medida tenga más tiempo (y más ganas de analizar :) ) . No pongo mis interpretaciones extrínsecas porque nadie las entendería :). Esas quedan como mi tesoro personal.

1 comment:

Mermelada said...

Pues creo que la mayoría le pasa lo mismo.

En lo personal, puedo decir que escucho música de diferentes formas: Por el ritmo, por la letra (quizás por mi gusto por la poesía) y por los valores agregados que le pueda dar que coinciden con la aceptación de la lírica :D

Pero no puedo negar que me puede salir sobrando el artista, el género y la época cuando una canción fue bien escrita y los efectos que causan en el oyente trascienden por mucho la intención del artista, compositor o compañía disquera :)